Noticias - Siniestros

17 Mar 2016

Un patrullero fuera de control se incrustó contra una casa y mató a un joven en Laferrere  


Ocurrió esta mañana, en La Bastilla y Luis Vernet. Una familiar de la víctima, de 29 años, denunció que tras el choque los policías se fueron sin asistirla.

Otra vez un patrullero provocó una tragedia. Un móvil de la Policía Bonaerense se incrustó esta mañana contra una casa en Laferrere y mató a un joven de 29 años. La familia de la víctima denuncia que los efectivos huyeron sin asistirla.

Ocurrió esta mañana, en la esquina de las calles La Bastilla y Luis Vernet, de Gregorio Laferrere, partido de La Matanza. Eran cerca de las 6, cuando la camioneta policial perdió el control y chocó contra el frente de una vivienda.

A raíz del fuerte impacto, el patrullero derribó una pared y terminó metido dentro de la casa. Más precisamente, se metió en el cuarto, donde mató a Damián Villalba, de 29 años, que se encontraba durmiendo en su cama, junto a su mujer. En el mismo cuarto donde dormía su hijito de dos años, en su cuna.

Un patrullero se incrustó contra una casa en Laferre y mató a un joven de 29 años. (@marcedellisola )
Si bien en un primer momento se desconocía si el patrullero estaba participando de una persecución, fue el propio ministro de Seguridad de la Provincia, Cristian Ritondo, quien aclaró que al momento de la tragedia, la camioneta de la Bonaerense no perseguía a nadie. El funcionario explicó que el móvil circulaba a 76 kilómetros por hora y que a esa velocidad pasó un lomo de burro, perdió el control y se metió en la casa.

Tras el hecho, Laura (la esposa de la víctima) reclamó que se haga Justicia y que el policía que protagonizó el accidente sea encarcelado: "Me destruyó la vida", sostuvo, en medio de una crisis de nervios.

Por su parte, Belén -cuñada de Villalba- denunció al canal Crónica que tras el choque, los policías que estaban en el patrullero se fueron sin asistir a la víctima, quien agonizó durante unos minutos. "Esto no fue un accidente, fue un homicidio", dijo.

La mujer contó además que al momento del accidente, Damián -que era recolector de residuos y había llegado a su casa poco antes- "estaba durmiendo" en su cama.

"Destrozaron una familia", se lamentó. Además, contó que tras el choque los policías se fueron. "Uno tenía una herida y otro un raspón", detalló.

La muerte de Damián provocó la bronca de los vecinos del barrio, que reaccionaron con furia cuando, un rato después del accidente, la Policía llegó al lugar. Indignados, apedrearon a los efectivos y fueron reprimidos.

​La familia de la víctima denunció también que la ambulancia tardó más de dos horas en llegar, por lo que el cuerpo de Damián estuvo tendido en el suelo todo ese tiempo.

El policía que manejaba la camioneta, identificado como Diego Pereyra, sufrió golpes y tras ser asistido quedó detenido en la comisaría del lugar donde se instruyeron actuaciones en principio por "homicidio culposo".

Además, el fiscal de La Matanza Fernando Quiroga pidió que la Gendarmería realice las pericias necesarias para determinar si la camioneta de la Bonaerense participaba de una persecución.

El de Villalba es el más reciente de una serie de casos en los que patrulleros sin control atropellaron y mataron. El 8 de febrero, Beatriz Zampella (81) salía de su casa de Villa Ballester, en San Martín, para hacer las compras en su barrio.

Iba a la verdulería. Cruzó la calle y cuando estaba a punto de llegar a la vereda de enfrente, una camioneta policial que venía a contramano y a gran velocidad, chocó contra un camión y la embistió.

El patrullero también hirió a una nena, la hija de la dueña de la verdulería a donde iba a comprar la jubilada, que se encontraba en la vereda. Tras el hecho, los vecinos se quejaron porque los policías intentaron escapar.

Días después, la tragedia se repitió. El 14 de febrero, en Villa Ballester, a sólo nueve cuadras de distancia de donde Beatriz Zampella había sido atropellada, otro patrullero embistió y mató a Luciano Alt, un nene de 6 años que festejaba su cumpleaños en la vereda de su casa.

Fuente: Clarín 

 



Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player



Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

REDES SOCIALES

Facebook

Twitter

Linkedin


Youtube

Google+

Rss Feed