Vehiculos - Autos

5 Nov 2015

Toyota quiere vender su nueva Hilux en Estados Unidos  


Sería la primera automotríz radicada en la Argentina en llegar a ese mercado.

Mientras no oculta que espera algunas correcciones inmediatas en materia de impuestos internos, la gran apuesta que encara Toyota Argentina es en convertirse en la primera automotriz del país en llegar con sus productos a Estados Unidos. Esta jugada, vale aclarar, es mucho más a largo plazo que las cuestiones impositivas locales.

"Llegar a Estados Unidos es el sueño que tenemos todos. Con un producto como la Hilux, podemos hacerlo sin problemas", dijo anoche Daniel Herrero, titular de Toyota Argentina, durante la presentación de la nueva Hilux, la octava versión de la camioneta que les demandó una inversión de casi 900 millones de dólares en su planta de Zárate.

-¿Una alianza como la Transpacífico no puede generarles desventajas para competir en el Hemisferio Norte contra los países asiáticos? –se le preguntó.

-No nos afecta. Hoy llegamos con la Hilux a Perú, el destino donde tenemos más competencia. Allí llega también la Hilux producida en Tailandia, sin ningún tipo de aranceles, y nuestra pick up compite sin problemas. Eso es una prueba de que el proyecto industrial de Zárate es sustentable. Si tuviéramos que compensar algún costo adicional de flete para llegar a México, por ejemplo, es algo que lo podemos subvencionar. Y para llegar a Estados Unidos, también podríamos hacerlo, si nos hiciera falta para llegar a ese mercado.

Herrero, criado en San Justo y contador de profesión, está al frente de Toyota hace cinco años. En medio de una industria automotriz que sufre cada día el ahogo de la falta de dólares, por la drástica caída de sus exportaciones, el contraste de Toyota es notorio: el año pasado, aun después de haber traído al país un nuevo modelo de auto importado (el Etios), finalizaron con un saldo comercial positivo de 200 millones de dólares.

La nueva Hilux tendrá una vara alta: es la sucesora de la Hilux que internamente conocen como IMV, un proyecto que nació en plena crisis de 2002, con una inversión de 200 millones de dólares y que fue lanzado en 2004. Desde ese año hasta hoy, la pick up popularizada como "Nueva Hilux" vendió 796.000 unidades, de las cuales 550.000 fueron exportadas: en poco más de una década, reportó divisas por 15.000 millones de dólares.

-¿El nuevo gobierno que surja del balotaje debería reveer el tema de los impuestos internos a los vehículos?

-Creo que sí. Hay algunos ajustes para hacer en materia de porcentajes.

-¿Qué les dijeron en los equipos económicos de los candidatos?

-Que es algo que lo van a ver. Pero igual, dentro de la industria automotriz tenemos que encargarnos de hacer proyectos que sean sustentables.

En el último tramo de 2015 ralentizaron sus exportaciones de Hilux, pero por un motivo más bien comercial: con la nueva pick up en fase de producción, la orden a las concesionarias fue que todos sus clientes estuvieran al tanto de la novedad. "Antes de que se supiera incluso cuál iba a ser el precio, recibimos 2.000 pedidos en firme", agregó anoche el directivo.

A lo largo de los últimos 18 meses, la planta de Zárate fue reacondicionada con una inversión que originalmente iba a ser de 800 millones de dólares, pero que finalmente se estiró a casi US$ 900 millones. "Aplicamos el refrán japonés yaquestá", dijo Herrrero entre risas, en referencia al muy porteño "...y, ya que estamos..". Tras las reformas, la planta de Toyota pasó de una capacidad instalada de 90.000 vehículos por año a 140.000, una cifra con la que estiman podrían abastecer sin inconveniente la demanda que esperan les llegue no sólo desde Brasil, Perú y otros países de Sudamérica, sino sobre todo desde México. "Estamos esperando ver cuál será la demanda desde ese mercado", dijo Herrero.

Para llegar a Estados Unidos, la planta de Zárate debería pegar un salto adicional: de 140.000 a 200.000 unidades por año. "Eso es algo para lo cual la planta ya está lista, porque ahora tiene los suficientes metros cuadrados. Sólo necesitaría agregarle nuevos herramentales, pero la estructura ya está dispuesta", agregó el ejecutivo.

Para 2016, aprovechando el saldo positivo de su balanza en dólares, Toyota va a incorporar otro modelo importado, el Yaris, con la expectativa de producirlo a nivel regional. "No creo que queramos hacerlo acá en la Argentina, porque es un auto. Nosotros estamos más focalizados en los utilitarios, entendemos que son los proyectos que terminan siendo sustentables con el correr del tiempo", agregó Herrero.

-¿Pero sí podrían comenzar a producir otro modelo diferente a la Hilux?

-Podría ser, pero más focalizados en un utilitario, o una minivan.

La nueva Hilux, la octava versión desde que fue lanzado el modelo a fines de los años 60, fue presentada anoche en el Auditorio Bustelo de esta ciudad. El nuevo modelo llegará a las concesionarias a partir del 25 de noviembre, en 12 versiones cuyos precios oscilarán entre 331.000 y 630.000 pesos.

Leé también: Así es la nueva Toyota Hilux 2015, la pick up más vendida de Argentina

Fuente: Clarín



Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player



Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

REDES SOCIALES

Facebook

Twitter

Linkedin


Youtube

Google+

Rss Feed