Info Vial - Escuelas de Conductores

28 May 2014

Cómo se venden Licencias de conducir en Mendoza  


Detrás de la gran cantidad de siniestros viales que se registran año a año en Mendoza, hay un tópico del que pocos hablan: la compra-venta de carnets de conducir. Se trata de un negocio rentable y que goza de buena salud en la provincia. Cómo funciona.

El dato es tan crudo como elocuente: los siniestros viales son la principal causa de muerte en Mendoza. También es relevante de dónde surge la información: de un dossier que el propio Ministerio de Salud dio a conocer a principios de marzo de este año.

Los motivos pueden ser múltiples y variados, pero hay uno en particular que pocos tienen en cuenta a la hora de las estadísticas. Tiene que ver con aquellos conductores que no están aptos para maniobrar un automóvil.

¿Cómo es esto posible? Por diversos motivos, pero principalmente uno del cual se habla poco y nada, la compra-venta de Licencias para conducir. Es un negocio harto redituable, en el cual se cruzan la falta de controles, la protección político-policial y el trabajo sucio de algunas escuelas de conducir de Mendoza.

Según pudo comprobar MDZ, sobre la base de cinco fuentes de información —tres de ellas son policías que trabajan en Tránsito— hay cuatro maneras de acceder al preciado Licencia:

1-Vía directa: una persona puede abonar hasta 5.000 pesos por una licencia de conducir; las mayores irregularidades se evidencian en Lavalle, Maipú y Las Heras fundamentalmente. El necesitado alega que la requiere rápido para presentar un CV y le ofrecen esta forma de pago y obtención.

2-Vía "rapidita": no sólo se consigue la licencia sino también todo el resto de la documentación que necesite la persona para presentarla en el organismo que se lo requiera; se expiden con rapidez desde certificados de buena conducta hasta cualquier otro documento que le exijan al individuo.

3-Vía virtual: una persona llama y por teléfono "alguien" le recibe los datos y los va cargando al sistema sin necesidad de que el interesado asista a la dependencia habilitada para expedir la licencia. Se le da un código al interesado y luego se acerca al lugar, se le toma una foto y listo.

4-Vía “sale o sale”: cuando alguien va a rendir y le va mal, afuera de la dependencia alguien lo espera y le facilita el carnet a módico precio.

Como se dijo, para que esto pueda ocurrir, existe connivencia entre la policía, la política y algunas escuelas para conducir.

Las más denunciadas son tres: Tecnicar.net, Mendocar y Corvalise. Dos de ellas pertenecen a la familia Scalise, que a su vez posee otra llamada Neri, también cuestionada porque el matrimonio que aparece al frente —Andrés Scalise y Patricia Favari— ostentan sendos cargos en el ministerio de Seguridad y la Legislatura de Mendoza, aparentemente sin ir a trabajar.

"Ojo, existen 16 escuelas para conducir, solo tres o cuatro de ellas son cuestionadas”, dijo a MDZ Darío Donoso del “flamante” Departamento de Coordinación de Seguridad Vial de Mendoza, organismo que depende del Ministerio de Seguridad de la provincia.

Dicho sea de paso, Donoso es policía y enfrenta en estos días puntuales dificultades por haberse animado a investigar las escuelas de manejo que no cumplen con su reglamentación básica.

-¿Cuáles son las irregularidades que encontraste en esos lugares?
-Principalmente, están flojas de papeles a la hora habilitarse.

-¿Qué especificaciones deben tener para poder trabajar?
-Una escuela para ser habilitada debe tener al menos dos vehículos con verificación técnica, y doble comando. Eso para empezar.

-¿Y hay establecimientos que carecen de eso?
-Sí, por ejemplo tenés el caso de Tecnicar, que logró ser habilitada con un solo vehículo.

-¿Cómo es esto posible?
-Es posible porque hay protección política y policial; cada vez que queremos hacer un procedimiento contra esa y otras escuelas que están en falta, nos desactivan los procedimientos.
-Tecnicar es una de ellas, especulo.
-Sí, para darte una idea Tecnicar hizo una apertura record: normalmente la habilitación de una escuela de conducir demora un año o año y medio; esta demoró 23 días. Encima tiene una sucursal en San Rafael que no está habilitada y otra en Real del Padre que tampoco lo está.

-¿Cómo logran funcionar sin habilitación?
-En general te dicen “vamos a abrir un centro de información en tal lugar”, y terminan poniendo una escuela de conducir. Después arreglan a nivel político y listo.

-Pero alguien pone el gancho. Por ejemplo, ¿quién permitió que se habilitara Tecnicar?
-El que firmó es Erwin Cersósimo (director de Seguridad Vial de Mendoza). Esa habilitación fue muy rara.

-¿Por qué?
-Porque el mismo día que el ministro firma la habilitación para que funcione Tecnicar, en simultaneo sale de la Dirección Vial la matrícula de la persona que ya estaba dentro del expediente como matriculado. Fue el 18 de abril.

-...Y encima de todo esto aparece el tema de la venta de carnets de conducir.

-Sí, hay varias denuncias de esto. Tenemos varias carpetas donde se acumulan las denuncias, no solo contra Tecnicar, sino también Mendocar y, en menor medida, Corvalise.

El dato que aporta Donoso fue refrendado por otros dos agentes que en estas horas sufren el mismo infortunio que él: han sido apartados por meter sus narices donde nadie los llamó. Ambos son de Maipú.

“Hay muchas denuncias, sobre todo por parte de otras escuelas de conducir”, dijo uno de ellos a MDZ.

-¿Podrías darme un ejemplo?
-Hay una denuncia de la escuela Neri porque dice que Tecnicar dan carnets que no tienen potestad para dar. La dueña de Neri —una de las escuelas que aparece cuestionada por tener varios "kioscos"—, Patricia Favari, hizo la presentación el 20 de octubre del año pasado y un mes después, lo archivó Erwin Cersósimo.

-¿Quién es el dueño de Tecnicar?
-Es un tal Horacio Matus, un hombre muy relacionado a la política en Maipú. A su vez, Marcela Ríos es la directora, es una licenciada en seguridad e higiene que trabaja en la Subsecretaría de Trabajo.

El nombre de Tecnicar no es nuevo para la prensa: a principios de octubre del año pasado, los medios señalaron que, a la hora de promocionar sus servicios, sus titulares sugirieron que el certificado que entregan a sus clientes se puede "cambiar" por una licencia de conducir.

"Rindiendo con nosotros... no deberás rendir en Licencias de Conducir ni teórico ni práctico... tu certificado lo cambiás por tu carnet!!!", aseguró entonces Tecnicar".

Allí es donde aparece el negocio referido, no solo por los agentes entrevistados por este diario, sino también por los dueños de otras escuelas de conducir. “Nos es imposible competir con ellos, ¿quién va a elegir hacer un curso con nosotros si les pueden comprar los carnets a ellos?”, dijo el director de un establecimiento guaymallino al respecto.

El lugar donde funciona Tecnicar es estratégico: Godoy Cruz 3145 pasillo D local 35, justo al lado de la sede donde se tramitan los carnets de conducir en Guaymallén. Lo curioso no es solo que allí se vendan carnets, sino que además el lugar no está habilitado para funcionar como escuela de manejo.

“Mendocar y Corvalise también están en la joda. Podés conseguir carnets por valor de entre 1.200 a 1.500 pesos”, advirtió otro de los entrevistados para esta nota, también separado de su cargo por animarse a indagar en este tópico.

Mendocar funciona en dos lugares bien visibles: por un lado, en San Lorenzo 587 de Ciudad y por el otro en Roque Sáenz Peña 752 de Lujan de Cuyo. “Hasta verduleros te venden certificados de Mendocar”, aseguró el mismo uniformado.

-¿Qué significa?
-Que cualquiera intermedia en el negocio a esta altura, hay kiosqueros, comerciantes en general que te hacen de facilitadores. Y la policía obviamente permite que esto pase.

-¿Esto está circunscripto a algún lugar puntual de Mendoza?
-No, la joda está por todos lados. En Lavalle dan 19 números por día y sin embargo entregan 80 carnets a diario.

-¿En Lavalle, dónde específicamente?
-Perdón, el tema de Lavalle es así: hay gente que organiza unos tours para que la gente vaya en taxi a Maipú. Ahí hacen todo, no en Lavalle.

-¿Cómo te consta?
-Yo trabajaba en Maipú y me sacaron por meterme con este tema. En Maipú es donde más claro se ve cómo está todo tarifado. ¡Te venden hasta los turnos para hacer trámites!

-¿A cuánto te pueden vender un número?
-A 100 pesos cada turno.

-¿Qué otras cosas te cobran?
-Todo. Un libre deuda te lo pueden cobrar 1.000 pesos, un certificado de buena conducta 300. Todo tiene precio. Y también está lo de los carnets, el sistema funciona hasta las 13 hs y tenés personas que sacan el carnet a las cuatro de la tarde. Es muy obvio. Solamente tenés que ver los expedientes, son muchos.

-Siempre en Maipú...
-No solo en Maipú, en Guaymallén tenés dos hermanos de apellido Poblete que te venden turnos, códigos, libres deuda y hasta te sacan el 50% de la multa que tengas.

-Veo que estás molesto…
-Sí, porque nos han usado de chivos expiatorios por lo que hacen los verdaderos corruptos de este sistema.

-¿A quiénes te referís?
-Nosotros fuimos desplazados de Maipú, por parte de la jefa de carnets de conducir. Una mujer llamada Sonia Martí que trabaja con un tal Chuky, un intermediario que tiene muchos antecedentes y al que le dieron igual un certificado de buena conducta.

-¿Cuántos fueron desplazados?
-Cuatro policías de licencia de conducir Maipú. A uno lo embocaron por una supuesta auditoría cuando en ese mismo momento estaba de licencia. Nos hicieron una cama.

-Por lo visto es un buen negocio, ¿cuánto se recauda aproximadamente?
-Entre 20 mil a 50 mil pesos por día.

-Eso por todo concepto, ¿no? Los carnets, los certificados, los libre deuda, etc.
-Sí, también por dar habilitaciones provisorias.

-¿Cómo es eso?
-Para que funcionen algunas escuelas les dan habilitaciones “truchas”. No existe en este tipo de rubro lo “provisorio”. Es imposible.

-Volviendo al tema de las licencias, ¿cuántas se emiten de manera irregular?
-Calculá que por mes deben emitirse unas mil.

-Es decir, mil personas que manejan sin saber hacerlo.
-Sí, y no le preocupa a nadie.

-¿A quién debería preocuparle?
-Al gobierno, a Erwin. Fijate que Erwin no habla del tema. Y cada vez que nos metemos con algunas de estas escuelas truchas nos cortan las piernas.

Mientras estas líneas terminan de escribirse, en la fría madrugada del martes 27, algunos de los aquí denunciantes están a punto de ser trasladados de sus funciones, solo por haberse animado a hablar de esta cuestión. Algo que pocos se atreven a denunciar.

En realidad, no se trata de un tema nuevo ni novedoso: en agosto de 2010, el entonces ministro de Seguridad, Carlos Aranda, debió aceptar la renuncia como director de la Policía Vial provincial del comisario retirado Heriberto Ojeda, luego de que su nombre apareciera involucrado en una investigación judicial sobre la entrega irregular de carnets de conducir en la zona Este.

¿Qué cambió desde entonces hasta ahora? Casi nada. Este diario pudo acceder a algunas de las denuncias que se acumulan en el ministerio de Seguridad contra las escuelas de conducir “truchas”. Son papeles amarillentos a los que nadie les ha dado mayor importancia y que este diario publicará en una próxima entrega.

No solo se trata de graves y perniciosos delitos que prevalecen impunes, sino también del costado más cruel que arrojan cada año las estadísticas viales. Es la explicación más insólita a algunos de los siniestros vehiculares que anualmente terminan con la vida de cientos de mendocinos.

Fuente: MDZ

 



Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player



Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

REDES SOCIALES

Facebook

Twitter

Linkedin


Youtube

Google+

Rss Feed