Seguridad Vial - Seguridad Pasiva

Los niños de 2 años deberían ir en sentido contrario al de circulación en vehículos   


Siempre la recomendación de llevar niños en vehículos menores de un año es clara: Van en su SRI de grupo 0 o 0+ comúnmente llamado huevito (hasta los 10/13kg.), siempre en sentido contrario de circulación, la pregunta es que ocurre cuando tiene 14 meses, 14 kg.? ¿Puede ir ya viendo hacia adelante?, ¿Su cuerpo está listo?

Desde Mamás y Niños Seguros, siempre te recomendamos que los menores de un año vayan en sentido contrario al de circulación y esto se debe a que la cabeza del niño es desproporcionada respecto al resto del cuerpo y no se condice con la fuerza que ejerce desde su musculatura cervical para sostenerla ante un cambio de dirección brusco o violento, lo que quiero significar con esto, es que si un menor circula en un vehículo a 55km/h. en una avenida viendo hacia delante y de repente el vehículo decelera porque un peatón se cruzó de manera intempestiva, por ejemplo, el niño que llevaba su cabeza dentro del móvil a 55Km/h. automáticamente deba retener toda la energía acumulada (cinética en este caso), con su musculatura cervical en desarrollo, lo que seguramente le provocará una lesión cervical de algún tipo. Por ese motivo siempre te recomendamos desde aquí que hasta el año (13 kg. aproximadamente) viaje en lo que llamamos “Huevito” o “Capazo” que son los Sistemas de Retención Infantil de Grupo 0 o 0+ que van orientados hacia atrás, de manera que en caso de esa “frenada brusca” el niño repose por completo en el respaldo, sin exigir ninguna parte de su frágil cuerpo… Pero acá comienzan las dudas y merecemos el debate, ya lo hizo Estados Unidos tiempo atrás y se oyen algunas voces en Europa.

La pregunta es por qué no discutirlo, por qué no pensar, debatir y actuar en consecuencia ¿Qué diferencia física existe entre un menor de 11 meses, uno de 16 y medio y uno de 22meses???, Diferencias en serio, diferencias que me expliquen por qué un niño debe ir a los 12 meses y 3 días en un SRI de Grupo 1 (de 9kg. a 18kg.) viendo hacia delante y ni siquiera con una leve inclinación que haga que su cabeza repose en el respaldo, es que ahora, el mismo niño deberá sostenerla en su nueva “sillita”.

Por eso consultamos al Dr. Lucas Navarro, Médico Pediatra del Hospital de Niños Dr. O. Alassia de Santa Fe, que nos dió “Recomendaciones de mejores prácticas.”

“Todos los lactantes y niños menores de 2 años deben viajar mirando hacia atrás, en un SRI, hasta que alcancen el mayor peso o altura permitido por el fabricante del SRI.”

“Estas recomendaciones provienen de la necesidad de sujetar el torsoposterior de un niño pequeño, su cuello, cabeza y pelvis, así distribuir las fuerzas de la colisión sobre el cuerpo entero. Consideraciones del crecimiento como osificación vertebral incompleta, apófisis articulares orientadas mas horizontalmente, y excesiva laxitud ligamentaria, ponen a los niños pequeños en mayor riesgo de lesiones de la cabeza y de la médula espinal. Los SRI que miran hacia atrás abordan este riesgo, sujetando la cabeza del niño, y previenen que la cabeza relativamente más grande, se mueva independientemente de un cuello, proporcionalmente más pequeño.”

“En Suecia la mayoría de los niños se trasladan mirando hacia atrás hasta la edad de 4 años. Investigadores suecos han reportado que los SRI que miran hacia atrás reducen el riesgo de lesiones severas en un 90% comparado con niños que viajan sin sujeción.”

“Henary y colaboradores en una revisión de datos de colisiones en EEUU entre 1988 y 2003, reportaron que los niños de 0 a 23 meses que se transportaban mirando hacia adelante estuvieron significativamente más dispuestos a sufrir lesiones severas, comparados con los niños que viajaban mirando hacia atrás en todos los tipos de colisiones. Estos autores concluyen que los SRI que miran hacia atrás proveen optima protección para los niños hasta los 23 meses de edad.”

Como conclusión, simplemente me quedo con esta explicación técnica, observo al viejo continente donde en el último reglamento sobre SRI (ECE R44/04), criterios de homologación sobre estos sistemas (Aquí más info sobre homologaciones), en su última versión, prevé los SRI de Grupo 1, homologados, con criterios establecidos de manera clara y precisa, que le permiten al fabricante producirlo ahora, para que mire en sentido contrario al de circulación, es decir, al revés… Igual que el “huevito”... Es que evidentemente un niño de 11 meses no ha de tener una diferencia abismal respecto de uno de 16 meses y una vez que se identifican este tipo de "problemas", si es que existen, se los discute y si hay solución posible, se busca aplicarla.

Fuente: Mamás y niños seguros, nota realizada por Lic. Axel Dell’ olio



Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player



Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

REDES SOCIALES

Facebook

Twitter

Linkedin


Youtube

Google+

Rss Feed