Vehiculos - Otros Rodados

Salta: Una aventura en bici por donde los lleve el viento  


Mauro y Luis son dos ciclistas que han emprendido un valiente viaje para recorrer Argentina.

Salieron de su casa sin saber muy bien qué les esperaba en los kilómetros y kilómetros por recorrer. Salieron sin saber dónde iban a dormir, qué iban a comer o con quiénes compartirían ruta. “Yo viajo sin mapas”, dice Luis y Mauro asiente con la cabeza. Ambos salieron a dejarse llevar por el viento.

Mauro Clausen es marpaltense y hace 10 meses que emprendió un viaje con el objetivo de recorrer las 23 provincias argentinas. El primer destino fue Ushuaia. Desde ahí comenzó a subir hasta Salta. Son 8.500 kilómetros en total. Por casualidad lo conoció a Luis, en Tafí del Valle, hace ya varios meses. Ahora se volvieron a encontrar y planean hacer algún tramo juntos. Ayer llegaron pedaleando hasta la planta editorial de El Tribuno y contaron cómo viven esta travesía.

En el caso de Mauro, Salta es la décimo segunda provincia que recorre. Luis lleva menos, porque salió hace un poco más de dos meses de Quilmes, Buenos Aires. “La idea original de mi viaje era recorrer cada una de las provincias argentinas, pero ya extraño mucho mi lugar y mi familia, así que creo que llego hasta La Quiaca y ahí emprendo el regreso”, contó Mauro. Por lo pronto tiene planeado salir hoy o mañana. Luis, en cambio, piensa quedarse algunos días más en “la linda”, para conocer un poco más la ciudad. Largas horas de pedaleo los encuentran con mucha gente que van conociendo en el camino. “Es la segunda vez que vengo a Salta. Esta es una ciudad a la que dan ganas de volver. De verdad Salta es tan linda que enamora”, dice Mauro. “Me gusta mucho su arquitectura, me gusta fotografiar sus iglesias, sus calles, su estilo colonial”, agrega. Su primer viaje a Salta fue una vez que pedaleó desde Mar del Plata a La Quiaca y, al pasar por acá, pudo tomarse unos días para conocer. “Yo también había escuchado eso de ‘Salta, la linda’ y de verdad es hermosa”, remarcó Luis.

Mauro tiene 40 años, es docente de comunicación social en el nivel secundario y dice que siempre que puede hace estos viajes. Esta es su cuarta aventura sobre dos ruedas. Para emprenderla pidió una licencia en el colegio en el que trabajaba, pero rechazaron su pedido y tomó la decisión de renunciar. Vive de lo que ha podido ahorrar mientras trabajaba. Luis Ponce tiene 24 años. Hace varios años terminó el colegio y comenzó a trabajar en una fábrica, hasta que un día se dio cuenta que eso no era lo suyo. El dice que hay mucha gente que repentinamente agarra la bicicleta y deja suceder su propia aventura. “Todos lo hacemos por la misma razón: amamos la libertad, la vida simple. Apreciamos el aire puro, la naturaleza, el trato respetuoso con la gente”, dice apenas comienza la conversación. “La gente anda siempre apurada, hay inseguridad, un montón de problemas de los que te olvidás cuando empieza la aventura. Solo pensás en seguir viaje y ver qué te depara el camino. Lo veo más como una aventura que como un deporte”, dice Luis, quien además asegura que el de la Cuesta del Obispo, camino a Cachi, es uno de los paisajes más lindos que vio.

“Lo lindo de la bicicleta es que vas a un ritmo que permite estar muy conectado con la naturaleza. Podés sentir los aromas, ver los colores mucho más nítidos, sentir el viento en la cara... todo. También es una de las formás de viajar más difíciles porque se gasta mucha energía. Hay que alimentarse muy bien, se sufre calor, frío, sed, muchas cosas... La libertad tiene su precio”, dice Luis. “Pero es hermoso, por eso elegimos la bici”, concluyen. Antes de despedirse, los dos piden hacer público un agradecimiento: a los bomberos voluntarios de la calle Alberdi y Zabala que, dijeron, los recibieron muy bien y les dan un lugar para dormir. 

Fuente: El tributo



Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player



Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

REDES SOCIALES

Facebook

Twitter

Linkedin


Youtube

Google+

Rss Feed